NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Marzo 2018 para descarga. https://bit.ly/2H9TAff

Jesusrojasrivera
JESÚS ROJAS RIVERA

Una vez por semana leo el Semanario Z de Tijuana, lo hago así desde que Jesús Blancornelas vivía y yo era estudiante universitario. De inmediato una nota llamó mi atención: “Senado llama a comparecer a Alcalde sinaloense por no aceptar las recomendaciones de la CNDH sobre desplazados”. Se refería a Lindolfo Reyes, Alcalde de Choix, a quien lo esperarán en el Senado para comparecer ante la Comisión de Derechos Humanos.

Pero no es él el único que debería comparecer por el caso, el resolutivo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos también incluye a Quirino Ordaz Coppel y María Beatriz León Rubio, Alcaldesa del municipio de Sinaloa de Leyva.

La presidenta de la comisión senatorial explicó que a Lindolfo se le llamó a comparecer para: “que explique los motivos de su negativa a aceptar la Recomendación 39/2017, sobre el caso de 2 mil 38 personas víctimas de desplazamiento forzado interno en el estado de Sinaloa, emitida por la CNDH el 1 de octubre del año pasado”.

Pero los movilizados por violencia no sólo son los de Choix, o al menos los reportes no apuntan a Choix como uno de los municipios con el mayor número de desplazados. En Sinaloa los hay y son mucho más de los que se aceptan oficialmente, pero, ¿en dónde están? ¿Qué se ha hecho por ellos?

Ante tal noticia no me podía quedar con la duda, tomé el teléfono y le llamé al Alcalde con licencia que buscará la reelección. Buenos días don Lindolfo, estoy escribiendo una columna sobre el resolutivo #39 de la CNDH y su negativa a aceptarla. En concreto y en lo claro, ¿Me podría explicar cómo es que no acepta tales recomendaciones?

Esta fue su respuesta: “Pues mira Jesús, uno no está obligado a aceptar lo que no es cierto. No hay tales desplazados y las comunidades que menciona la investigación están en paz total”. “En mi gobierno no hubo desplazados, y lo que señala la CNDH no tiene fundamento porque es muy fácil desde México señalar algo que no les consta. Si alguien conoce el municipio soy yo, y no hay desaparecidos te lo aseguro”.

Le pregunté que de donde sacaban esos números, que si el personal de la Comisión Nacional se había presentado en las zonas para verificar los hechos, o en su caso, que cómo era entonces que se hablara de desplazados donde, según lo que me comentaba no los había.

Su respuesta fue por demás asombrosa: “Es un asunto de padrones para acceder a recursos federales Jesús, algún funcionario municipal tuvo la ocurrencia de notificar desplazamiento de personas pensando que habría recursos extraordinarios para bajarlos a las oficinas de Desarrollo Social, en los años por supuesto que se pudieron desplazar algunas personas, pero no 2 mil 38. Este número lo inventó personal de Desarrollo Social en la administración de Juan Acosta para otros fines”.

Teniendo las dos versiones me quedé con más dudas que respuestas. En Sinaloa hay desplazados por violencia, eso es innegable, pero creo que la Senadora erró al citar solamente al edil de árido municipio. Angélica de la Peña debió citar a Quirino para preguntarle por ellos, para saber qué ha sido de los desplazados de esta guerra. Puedo asegurar, que hasta la fecha, nadie en el Gobierno estatal tiene certeza plena de los desplazados. Una población vulnerable cuya desventura fue vivir en una tierra donde el Gobierno no gobierna. Luego le seguimos...


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
http://jesusrojaspolitologo.blogspot.mx/