NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Julio 2018 para descarga. https://bit.ly/2ACM7TQ

OSWALDO DEL CASTILLOMarzo fue el mes de las definiciones de los candidatos y por supuesto de las composiciones políticas en el país, además del comienzo ya, de las campañas políticas. Sin menoscabo de la operación adecuada de las instituciones que forman la estructura de seguridad y que debiera operar sin la etiqueta de “entrega a domicilio”. Las acusaciones a uno de los precandidatos han llevado al sistema a verse mal por el recargo interesado para descarrilarlo de su posición en las encuestas de preferencia electoral (segundo lugar). Todo eso nos ha demostrado una realidad que ya se había perfilado y entendido pero sin corroborarlo, era solo una imagen que se tenía, pero hoy es una realidad que ya no podemos negar que exista el sesgo de las instituciones para dañar a unos y beneficiar a otros.

El mentado sistema anticorrupción no ha podido ver la luz como tal, al parecer se sigue pensando que en algún momento este sistema pudiera ser un mecanismo para reducirla y es allí en donde los operadores políticos no han podido o no querido instalarlo como es debido. Suele pasar que cuando en realidad deseamos ser mejores, algo nos lo impide y es que está tan enredado todo esto que no sabemos dónde está la punta de esa madeja que nos impide tejer adecuadamente. 

Este mes de marzo recibió noticias que nos asombran en el terreno económico, pues es de todos sabido que las finanzas públicas no andan muy bien que digamos y a pesar de ello se nos informa de múltiples tareas que cuestan una millonada hacerlas. Ejemplo de ellos es el hospital que se hará aquí en Culiacán con un costo de 1200 millones de pesos. Otro ejemplo es el centro habitacional militar con un costo superior a los 700 millones. La aprobación del par de uniformes para niños de bajos recursos; 100 millones más. Y para colmo de los males festejos en la explanada del gobierno cada vez que al Señor se le antoja. En fin, debemos entender que en estos tiempos de campañas la presunción de obra pública y de los gastos sociales tienen objetivos muy claros, deseo que el electorado ya haya madurado a este respecto.

La elección de julio será una de las más importantes de las que hayamos tenido en México en todos los tiempos electorales. México se moverá al ritmo del despertar ciudadano y no sabemos si realmente haya esa respuesta que esperamos todos, o sea una votación por encima del 60% sería históricamente algo increíble.

La violencia de las autoridades municipales en Sinaloa no debió darse hasta el punto en el que fuimos testigos los ciudadanos sinaloenses, al ver a un representante de dicha autoridad poner la bota en el cuello de uno de los ciudadanos quejosos por la protesta de los precios de garantía del frijol. Nuestro gobernador, está claro, como representante de nuestro estado, se llevará las culpas de ese suceso. Deseamos una mayor estabilidad emocional de todos los que habitamos en Sinaloa y no permitirnos responder en forma acalorada. Finalmente el odio o los odios se van guardando y habrá un momento en que esta furia se muestre ante todos nosotros. Hacer política con el trabajo es mucho mejor que la política de la violencia. No habremos de caer en lamentaciones a posteriori por lo que debemos evitar esos tipos de respuestas impensadas. Estamos a 90 días de las elecciones. En cuanto a los sucesos de violencia durante la Semana Mayor, luego lo comentamos. Deseamos la paz.

RESPONSABLE

DR. OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA