NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Julio 2018 para descarga. https://bit.ly/2ACM7TQ

OSWALDO DEL CASTILLOCORTOS REFLEXIVOS
OSWALDO CASTILLO CARRANZA
2018: LA LUCHA

No cabe duda que la agenda política nacional la pone Andrés Manuel López Obrador. Ahora con este asunto de despertar a los tigres; sabiamente AMLO hace una señalización muy a tiempo para evitar posibles desenlaces violentos poselectorales al decirles a los dueños del poder en México que tengan cuidado con despertar al tigre con una elección fraudulenta. Pide o hace un llamado cordial a que se firme un compromiso de respeto al voto ciudadano y ¿por qué lo hace? Simplemente porque sabemos que se hace trampa. Esa declaración a los medios y otras tantas ponen a temblar al viejo y anquilosado sistema político mexicano, saben lo que puede pasar si se violenta el proceso y se enturbia a tal grado de un sospechosismo, término usado por Amparo Casar cuando defendía a Santiago Creel, que casi lo podemos dar por cierto que suceda. El tigre es ese animal de un caminar armonioso y cadencioso que más vale tenerlo dormido o enjaulado que violento y en las calles. El sistema político mexicano no ha hecho otra cosa que dividir, separar, confrontar, violentar al pueblo de México para mantenerlo quieto y en silencio, manso y menso dirían otros, dominado y atemorizado. Un sistema que le apuesta a perpetuarse a costa de la inmovilidad de nuestra nación, del retraso de nuestro progreso. Un sistema que al confrontar a las masas privilegia a unos cuantos dueños de la verdadera riqueza de la nación. Un sistema que articula la duda y vende al mejor postor las oportunidades de los mexicanos a extranjeros. Un sistema que adormece la iniciativa y destaca la desigualdad. Un sistema que corrompe toda institución creada para el servicio del ciudadano y puesta al servicio de unos cuantos. El sistema vive de la mentira y del fraude, del engaño y del abuso. El sistema actúa cauteloso dividiendo a la población en un asunto de provocar diferencias para ganar en todo. El sistema privilegia al aparato gubernamental para hacer de los ciudadanos que viven de él una pléyade de serviles que se atemorizan cuando el sistema se tambalea. Esos serviles no son los empleados que ganan apenas para comer, son los funcionarios que ganan para vivir como pequeños príncipes en lugares apartados y protegidos con muros que separan al pobre del rico. Como es el caso de Trump que cree que en su país viven los elegidos de Dios, hágame usted el favor. Ese sistema al que me refiero es el sistema que modifica el entendimiento y la comprensión de la justicia, la equidad, el respeto, la vida digna, y las convierte en todo lo contrario. Ese sistema al que me refiero les da una tarjeta a los políticos de pase automático. Les otorga la carta de naturalización para engañar, fraudear, robar, hacer negocios ilícitos, negociar con narcos, en fin, ese sistema debe ser aniquilado y si no es por un proceso legal, entonces el tigre de papel se convertirá en un tigre de carne y hueso, allá ustedes. Si lo despiertan ustedes, ustedes tendrán que amarrarlo de nuevo. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.didaktica.com