NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica Agosto 2018 para descarga. https://bit.ly/2wDgMLA ****

OSWALDO DEL CASTILLOCORTOS REFLEXIVOS
OSWALDO CASTILLO CARRANZA
2018: LA LUCHA

El autoritarismo hace que las autoridades y todos aquellos que tienen un ladrillo donde pararse tengan un comportamiento fuera de toda cordialidad y respeto por los demás que se encuentran en la línea de mando inferior a ellos. El uso de la fuerza administrativa de los órganos de gobierno para arraigar o simplemente para atribuirle cargas a los funcionarios públicos o personas físicas y morales como es el caso de Ricón Canalla, con este asunto de lavado de dinero, pone a cualquiera a “parir cuates” como vulgarmente se dice. El sesgo que las autoridades tienen para con él es por demás desalentador. Lo mismo de las televisoras subsidiadas por el mismo estado que se recargan con énfasis a la acusación que hace la PGR en este asunto de lavado de dinero. Litigar por la prensa se ha convertido en una costumbre o en un mal hábito para suponer la culpabilidad de cualquiera, en este caso, al candidato del bolillo, teleras y asociados. De existir tal delito las autoridades deben proceder a demostrar las acusaciones que se le imputan a este personaje y revisar así mismo a los demás que están en la contienda, que para el caso que nos ocupa, algo de culpabilidad deben tener al operar las finanzas públicas por tanto tiempo. La distracción en los asuntos de interés se hace evidente para despejar los caminos para aquellos que le son preferentes al sistema. Estamos claros que no hay ingenuidad en nada de lo que hace el gobierno y sus representantes, habida cuenta de lo que ya hemos visto. El tiempo es largo y el camino sinuoso y no vemos el avance de Pepe grillo por ningún lado. Los riesgos son demasiados, pues se vislumbra un cambio de sistema y la salida de un paradigma que ha impactado fuertemente al pueblo de México. Los miedos son entendibles y las argucias variadas para hacer cambiar la preferencia de un electorado cansado y harto de seguir viendo los despilfarros, la impunidad, la corrupción y póngale usted todos los epítetos habidos y por haber. El cambio debió surgir de las mismas bases del gobierno para perpetuar el mandato y hacer el cambio con inteligencia, pero vemos lo contrario, los políticos no dieron cuenta de ese hartazgo que ya se veía de mucho tiempo antes y se durmieron en sus laureles. Hoy, ya acostumbrados a los privilegios de mandar, y de gozar todo cuanto el sistema les ha dado, no quieren dejar el cargo que les dio por muchos años esa tranquilidad en sus vidas y sometió a millones a vivir en pobreza y algunos más en pobreza extrema. El autoritarismo es una conducta que niega toda razón de ser, incluyendo la inteligencia de quienes por mucho tiempo presumieron tenerla. Habremos de configurar un modelo que realmente se incorpore bajo la premisa de servir a todos y hacerlo bien. Dirán ustedes, esto es soñar, pero se vale hacerlo, todo en la espera de que podamos ver un México alternativo para todos. Así sea.  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.didaktica.com