NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Mayo 2018 para descarga. https://bit.ly/2xBoHNf

AlfonsoAraujoLA NUEVA NAO
ALFONSO ARAUJO

El periódico El Universal publica rutinariamente una sección llamada “Orgullo Mexicano” en donde se ocupa de emprendedores, inventores y científicos que presentan propuestas técnicas interesantes de su propia inspiración. La más reciente habla de un grupo de estudiantes de la UNAM que hicieron un material de construcción cuyos materiales reaccionan con la luz del sol para degradar partículas contaminantes en el aire en las ciudades. El periódico Milenio tiene una sección similar, en donde he visto historias de autos eléctricos en Chiapas o de una investigadora que está desarrollando un material fotoactivo para recubrir ventanas de edificios, convirtiéndolas en celdas solares. Hay muchísima inventiva en los jóvenes de nuestro país: en un artículo de hace tres años hablé de cómo los participantes mexicanos rutinariamente ganan concursos internacionales de robótica, con recursos mínimos pero mucha creatividad.

Rafael Rangel Sostmann, rector del Tec de Monterrey de 1985 a 2011, es un frecuente comentarista de la urgente necesidad que tiene México de estructurar y encauzar esta creatividad existente; en su artículo más reciente (“Evolucionar a una economía basada en el conocimiento”; El Universal; febrero 12, 2018) vuelve a subrayar la importancia del tema.

Por un lado es cierto que México sigue muy atrasado en su apoyo a la investigación y el desarrollo y no debemos perder ocasión de recordarlo. Pero por otra parte es verdad que en la última década se ha realizado muchísimo progreso: desde los fondos disponibles por medio del Instituto del Emprendedor (Inadem) que incluso hace alianzas internacionales; hasta los esfuerzos que han hecho gran cantidad de estados por promover la innovación. Muestras de esto son los parques tecnológicos, los llamados clústeres de tecnología médica y electrónica, y políticas como México Industria 4.0, que busca potenciar los servicios y la tecnología de punta.

Este año en la Consumer Electronics Show, una de las expos tecnológicas más importantes del mundo, las empresas mexicanas participantes lograron un impacto inusitado, con proyectos de software, realidad virtual, robótica y medición automatizada. Jaime Reyes, Secretario de Innovación y Tecnología de Jalisco, aseguró que para 2019 la participación mexicana se duplicará, apoyada por el Inadem y por ProMéxico.

Estas iniciativas poco a poco están cambiando la percepción de México como un innovador en tecnología. Hay que mantener el paso.

El autor es académico ExaTec y asesor de negocios internacionales radicado en China.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.