Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Noviembre 2018 https://bit.ly/2zE76D0

JESÚS ROJAS RIVERA

Jesusrojasrivera

El pasado 19 de enero escribí en este mismo espacio “Meade no prende ni con ocote”, en referencia a la pésima campaña del candidato priista. Hoy las cosas tienen un tono más dramático para los seguidores de José Antonio, cierra la precampaña perdiendo puntos en la encuestas, baja en lugar de subir. ¿Es eso posible?

Consulta Mitofsky del sinaloense Roy Campos, registra una tendencia negativa del 0.2 por ciento respecto al mes anterior, pero una diferencia de 1.4 por ciento de caída en los últimos dos meses. La casa encuestadora afirma que los números del candidato priista vienen a la baja y no tienen manera de subir. El Grupo Reforma pública datos más crudos afirmando que “Meade se rezaga” al reportar una caída del 17 por ciento de las preferencias a un 14 por ciento de las menciones en la encuesta de cierre de precampaña.

Por su parte, el analista Marco Antonio Paz, en su “balance de precampañas”, toma datos de la encuestadora Buen Día y Laredo para asegurar que el candidato tricolor “Se rezaga en una campaña errática,  que no logra definir su público objetivo y su mensaje fuerza”, cierra diciendo que Meade es “Muy priista para los ciudadanos y muy ciudadano para los priistas”. Concuerdo absolutamente con el tecnólogo y analista sonorense.

En el desespero tricolor, un grupo de gurúes de la comunicación electoral tuvieron la “fabulosa idea” de presentar el spot denominado “Un día sin el PRI”. Un comercial penoso, al cual podría calificar cuando menos de “inoportuno y desventurado”. 

“Imagina un día sin atención médica para ti y tu familia”, comienza la narrativa del spot mientras desaparece gente en la sala de un hospital. “Un día sin desayunos escolares”, mientras se esfuman los platos de comida de un grupo de estudiantes en un comedor comunitario. “Sin créditos y apoyo a la vivienda” y “Sin maestros, escuelas o educación gratuita”, al tiempo que cada una de las personas o cosas mencionadas desaparece.

No quiero detenerme en el análisis de fondo en esto que será el nuevo error de comunicación en la campaña priista. No quiero hablar del vínculo que sugiere y el destino que manifiestan los programas sociales utilizados burdamente como pretexto en los 30 segundos de la duración del comercial.

Quiero más bien contestarme las siguientes preguntas: ¿A quién se le ocurrió asociar al partido más repudiado por los mexicanos con la administración del Presidente con menor credibilidad en la historia moderna del País? y ¿En qué cabeza cabe que alguien en su sano juicio puede darle la mínima credibilidad a la campaña priista?

Sin duda el equipo de José Antonio Meade está dedicado a escarbar su tumba, lo están hundiendo en planteamientos como estos que demuestran una campaña sin sentido y sin futuro. Si ya las encuestas marcan una caída, este tipo de elementos, de la comunicación del PRI vienen a ponerle una piedra más en la pesada losa que trae a hombros.

Lo son también las desafortunadas declaraciones del líder tricolor Ochoa Reza al referirse como “prietos” a los que dejan su partido para irse a buscar otros espacios. Para después terminar reculando y pidiendo disculpas. Por eso y muchas cosas más es que Meade no prende, por eso es que varios priistas comienza a dejar el barco para buscar nuevos derroteros en las filas de los contrarios.

Por eso el afamado y galardonado cineasta Alfonso Cuarón se dio el lujo de burlarse del comercial diciendo: “Si ves el spot del PRI sin sonido, muestra honestamente sus logros. Desapariciones forzadas y desvió de recursos públicos”.

El director pone el punto sobre las íes, la propuesta de comunicación del PRI es simplemente nefasta. Luego le seguimos...

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://jesusrojaspolitologo.blogspot.mx/