JULIA PINEDA

JULIA PINEDA

El próximo 1 de marzo de 2018, cierra la convocatoria del Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE) 2018, lanzada por la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal a las múltiples y diversas instituciones artísticas y culturales del país, para el desarrollo de proyectos de infraestructura cultural, con el objetivo de contribuir a la creación y optimización de los bienes inmuebles. Para ello los interesados deben presentar sus solicitudes de apoyo, acompañadas de los correspondientes proyectos cultural y ejecutivo. La recepción de proyectos es hasta el 1 de marzo de 2018, para mayores informes buscar la convocatoria y sus bases  en el sitio web: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. El PAICE es el Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados, establecido por el Gobierno Federal para ayudar a los Estados, Distrito Federal y sus 16 Delegaciones, Municipios, así como a la Sociedad Civil organizada, en el uso, aprovechamiento, y para optimizar los inmuebles dedicados a la realización de actividades artísticas y culturales (bibliotecas y archivos especializados, casas y centros de cultura, museos, teatros y auditorios, entre otros), en tareas como construcción, remodelación, rehabilitación, mantenimiento y equipamiento.

La exposición “Yo soy fuereña, nací de aquí muy lejos” de la fotógrafa Diane Hofner Saphiere, podrá ser admirada a partir del primero de marzo y hasta el 14 de abril, de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 horas en la Galería Ángela Peralta en Mazatlán.  Mazatlán, nuestro querido Mazatlán: tierra del venado, Perla del Pacífico, cuna de sucesivas olas de inmigración y puerto colonial. Igual a José Alfredo Jiménez, compositor de nuestro de facto himno municipal, El Corrido de Mazatlán, “yo soy fuereña, nací de aquí muy lejos.” Mi amorío con este bello puerto empezó en 1979, cuando llegué aquí en el tren “La Bala” desde Nogales. Años después celebramos nuestra boda en el jardín del antiguo Hotel Camino Real y luego la graduación de nuestro hijo del ICO. Estamos bendecidos de que los mazatlecos hayan recibido generosamente a nuestra familia en este hogar adoptivo, permitiéndonos cumplir ese verso del corrido que “aquí la vida se pasa sin llorar.” Una ciudad llena de increíble belleza natural, gente cálida y creativa, Mazatlán es una ciudad real, con alegrías y problemas. Estoy extremadamente agradecida de poder vivir aquí, y es mi esperanza que todos amemos a Mazatlán y trabajemos para proteger su medio ambiente, construyendo una comunidad sostenible e inclusiva para todos. Mazatlán y su gente se merecen eso y más.

Para recordar, el 24 de febrero es el día para rendir homenaje a uno de los símbolos patrios más queridos por los mexicanos. La bandera nacional mexicana es un símbolo de libertad, justicia y nacionalidad. La bandera de México, nació en 1821 cuando Agustín de Iturbide se inspiró para representar las garantías que tendrían los mexicanos al declararse la Independencia de México. Durante la declaración del Plan de IgualaIturbide llevaba una bandera con tres colores, blanco, verde y rojo, colocados en franjas diagonales y una estrella dorada en cada color. Las garantías que representaba Iturbide las plasmó en la bandera, el blanco representaba la religión católica, la cual era la única aceptada, el verde la Independencia de México de España y el rojo la igualdad y la unión de los mexicanos con los españoles y las castas. Cuando el Ejército Trigarante llegó a México, Agustín de Iturbide portó la Bandera y proclamó con esta la Independencia de México. Durante su imperio, la bandera sufrió algunas modificaciones, las franjas se volvieron verticales y por primera vez se colocó a un águila coronada en el centro de la misma. Después de la caída de Agustín de Iturbide en 1823, el Congreso Constituyente declaró que se adoptara la bandera de tres colores como bandera oficial pero con algunos cambios: al águila se le quitó la corona imperial y se representa con las alas abiertas y al pie de la misma, se le colocaron ramas de laurel y encino. El color verde significa independencia y esperanza, el blanco, representa el catolicismo y la unidad. El rojo representa la unidad y la sangre derramada. El Escudo Nacional se remonta a la leyenda de la fundación de la Gran Tenochtitlan. Los mexicas viajaron desde Aztlán, buscando la señal que Huitzilopochtli les había dado para establecerse y fundar su imperio: un águila posada sobre un nopal florecido, en un pequeño islote ubicado en medio de una laguna.

Gracias por tu tiempo, hasta pronto, DM.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.