NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Enero 2018 para descarga. http://bit.ly/2DVP9nH

OSWALDO DEL CASTILLOCORTOS REFLEXIVOS
OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA
2018: LA LUCHA

El mundo se achica y los jóvenes convertidos en colones. Transitan por el mundo buscando nuevas fronteras que encontrar. Los miedos se quedan guardados y en su momento serán sacados para enfrentar al mundo que tienen bajo sus pies. Así están los jóvenes del hoy y de la actualidad. El mundo dejó de ser aquél en el que Colón navegaba sin ruta o al menos no era precisa para llegar a los destinos preferidos de cada aventurero con los sueños de ver algo más lejos de un puerto que abandonaba. Hoy los jóvenes retan a su propio destino sabiendo a ciencia cierta que el mundo tan solo gira, que no hay precipicios donde caer ni muros con cuales topar. Este es el mundo donde todo se hace fácil llegar. Desfronterizarte requiere de contar con una actitud diferente a lo común, pues el solo hecho de pensar que tu casa queda atrás para ir en la búsqueda de lo nuevo, lo desconocido, da tanto temor que te llega por las influencias de quienes te rodean y viven amiedados por el porvenir. No es fácil salir de la casa de tus padres, muchos mitos rodean tu mente y algunas veces pones amarras a tus deseos. Hay en esto toda una teoría que explica el hecho de que los jóvenes tengan un espíritu vagabundo, aventurero. El dinero en estos viajes se convierte realmente en un recurso por demás importante, saberlo administrar es saber dónde dormirás cada noche fuera de tu casa. Saberlo racionar es poder comer al menos una vez cada día, eso se hace suficiente cuando el dinero no abunda. Las oportunidades no dejan de existir y de pronto alguien puede aparecer, en este asunto del amor, nada se puede desaprovechar pues quién puede saber que te topas con el que velará tus sueños para la eternidad. Viajar por el mundo también tiene sus ganancias, comer comidas que nunca imaginaste es en realidad salirte de los pañales que han mantenido tus creencias a un nivel de competencias inimaginable. Es la gran oportunidad de presumir que has probado de todo, tus papilas gustativas de pronto descubrirán condimentos jamás vistos y sabores que nunca hubieses descubierto en tu hogar ni olores a los que estabas acostumbrado a oler. La cultura se agranda y de pronto tienes tema para platicar. Platillos que afinan o refinan tu paladar mezclando el chorizo con un salami nunca antes probado. Hablar de culturas diferentes es hablar de costumbres diferentes, allí está riqueza de saberse incompetente para explicar el por qué y el cómo las personas caminan diferente. El mundo es entonces la escuela más grande que podamos encontrar, en ella aprendemos a ser personas diferentes y a vivir vidas que se distancian de la costumbre familiar. El idioma se convierte en la llave principal. Abramos nuestras mentes porque el día menos pensado a nuestros hijos les quedará el mundo muy apretado. Bienvenido ese mundo que me hará una persona diferente. Así sea.

Dedicado a mi sobrina Andrea de Jesús Garnica Serrano quien anda por el mundo buscando su destino

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com