50 AÑOS DESPUÉS; 2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA ****

MANUEL CARDENAS FONSECAMANUEL CÁRDENAS FONSECA

No cabe duda que los tiempos cambian y que la memoria política tiende a ser más corta que un pabilo de vela de cera. Tiempos aquellos donde los candidatos eran las figuras de las campañas y los ciudadanos los protagonistas de las elecciones. Tiempos aquellos en donde los consultores y/o asesores eran personajes útiles pero internos, que generaban ideas alrededor del candidato, pero no aparecían en los medios, ni expresaban posiciones públicas.

Pero eso parece ya ser historia, hoy impera la mercadotecnia, el desarrollo del “marketing político” y las estrategias planeadas en donde los candidatos se convierten en marionetas a los que los consultores mueven los hilos y los ciudadanos son el preciado botín a los que hay que influir con estadísticas, encuestas y declaraciones. 

El juego del poder se ha modificado radicalmente y en el camino hemos perdido la atención en las propuestas y las personalidades de los candidatos. Se hacen “trajes a la medida” de los candidatos que muchas veces les quedan incómodos y no los representan; ya no se promueven ideas, propuestas y personalidades, se promueven productos de consumo masivo y se alienta al electorado a celebrar las frases ocurrentes, los pleitos y los conflictos como en una representación de lucha libre en la Arena México.

El ingenio inmediato ha sustituido a los proyectos sólidos, y una sola frase devastadora y pegajosa puede ser suficiente para acabar con un candidato y condenarlo al fracaso.

Se afirma que hoy la política es para profesionales y se aplica aquella máxima que dice “si se gana la elección es gracias al consultor y si se pierde la elección es culpa del candidato.” Vaya tontería en el que el consultor es el ganón que miente, por tanto engaña, se lleva “la tajada del león” y, en el caso de extranjeros, hasta violan las leyes con total impunidad. 

No digo que el uso de la mercadotecnia sea algo nuevo en las campañas políticas, porque siempre ha estado ahí, lo que ha cambiado es la manera en que operan. Ahora los consultores han tomado las calles y llevan a cabo una campaña sin candidato.

Esto es claro cuando vemos que en todos los medios se debaten y se analizan más las encuestas y las opiniones de los consultores que las propuestas de los candidatos. Creo que ya conocemos más el nombre de las empresas encuestadoras que los de los candidatos presidenciales y no se diga los de los contendientes a otros cargos que para la mayoría de los mexicanos son desconocidos.

Se apuesta más a una campaña protagonizada por encuestadores y consultores, y por supuesto por los llamados “analistas políticos”, que a las campañas que realizan en tierra los propios candidatos.

No me digan que la publicación de encuestas, serias o amañadas, no influye en el ánimo del electorado, e impulsa toma de decisiones para promover el voto útil o el apoyo a uno u otro candidato. Se nos olvida que no hace mucho, las encuestas fallaron en todos sus pronósticos, pero ahí seguimos viéndolas como la verdad política absoluta, y quizá fallaron entre otras razones, porque dejaron de ser herramientas para la toma de decisiones en las campañas, para convertirse en una estrategia de campaña, creando percepciones muchas veces equivocadas. Con el boom de las encuestas conocimos a todos los encuestadores mexicanos y extranjeros, que de repente se volvieron analistas políticos y comenzaron a crear opinión.

A lo anterior hay que añadir que los dueños de las empresas de medios tienen candidato y manejan a sus marionetas (conductores de noticieros de radio y televisión), como oráculos.

Ahora vivimos el boom de los consultores, los que diseñan las ideas, las frases y la operación de las campañas, los estamos conociendo y se están convirtiendo en dueños de la verdad. No me parece fortuito que de la nada aparezcan publicaciones y declaraciones de conocidos consultores de comunicación política, expresando opiniones, tomando posiciones y hasta haciendo recomendaciones, como Juan José Rendón y Antonio Sola, que han sido de los más activos en el país durante los últimos años. ¿Seguro no están haciendo campaña para alguien? INE, Gobernación y FEPADE ¿no ven impunidad? 

Rendón ha trabajado para muchos grupos políticos en México durante las últimas décadas y siempre optó por ser discreto, y de repente decide declarar que hará todo lo que esté a su alcance, para evitar que uno de los candidatos llegue a la presidencia. No quiero ser malpensado pero me parece algo extraño.

Por su parte Sola es conocido por ser el creador de aquella frase de “es un peligro para México” que contribuyó a frenar las aspiraciones de entonces de un actual candidato a la presidencia, que puntea con mucho en el ánimo electoral, y ahora declara que ese mismo candidato ya no es un peligro para México y hace críticas y observaciones sobre los otros candidatos de los demás partidos. Cómo cambian los tiempos; los escenarios son los mismos, ahora este candidato es un bien para México. 

Creo que tanto encuestadores como consultores han hecho de las eleccione$ su botín, se han convertido en los protagonistas de los procesos electorales y que su labor está en competirse entre ellos como abogados arreglados. ¡Es momento en que sus clientes despierten del engaño! Yo no sé ustedes pero yo sí quiero saber lo que proponen realmente los candidatos, conocer sus personalidades y su interacción con la sociedad; yo no quiero ser mediatizado por encuestadores y consultores que pretendan influir en mi ánimo y mi voto, para con ello llevarse decenas o cientos de millones. 

Debo de confesar que no dejo de extrañar la vieja escuela donde los candidatos eran hombres de carne y hueso con todo y sus debilidades. No acabo de acostumbrarme a los empaques cuidados, sin normas de etiquetado y poco contenido, que así presentados son un fraude, como algunas mayonesas y quesos del anaquel.

¡Muchas gracias y sean felices!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.manuelcardenasfonseca.mx

@m_cardenasf