Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Noviembre 2018 https://bit.ly/2zE76D0

OSWALDO DEL CASTILLOCORTOS REFLEXIVOS
OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA
2018: LA LUCHA

Dentro de las negaciones de todos los seres humanos existe la igualdad en aquello que no deseamos. Es común oír a muchos, como un asunto de negación, “todos son iguales”, “todos buscan lo mismo”, “todos son rateros”. Y en esa generalización que hacemos no hacemos excepción alguna. Cuando no queremos reconocer algo o a alguien optamos por decir esas frases. Estaba platicando con un amigo y se tocó el tema de los candidatos, cada uno de nosotros inició con las virtudes de cada uno de ellos y conforme se iba avanzando en la conversación los argumentos se iban agotando. Desde luego que hablar de política, políticos y religión no se llega a ninguna conclusión buena. Argumentos iban y venían y cuando ya no pudo sostener las disque virtudes de su candidato, terminó diciendo “es que todos son lo mismo”. “Todos son unos rateros”, y en esa generalización pretenden acomodar a todos lo que inspiran a cambiar el rumbo de las cosas. No me lavo el cerebro con mis propias argumentaciones, dentro de mi hay una verdad y muchas mentiras, y aquí en confianza debo admitir que yo hice lo mismo hace muchos años cuando apoyaba al PRI a ultranza. Sabía perfectamente cuales eran los hoyos por donde cualquiera, en cualquier discusión, podían desbaratar cualquier argumento que construía en la defensa de los priistas. Fueron muchos años en la inventiva constante y es que mi familia era priista y debía defender esa postura que emanaba del seno familiar. Las desavenencias que he tenido con amigos, vecinos, colegas, referidas a las posturas ideológicas que fincan las bases de un pensamiento y que de pronto escuchas a los grandes líderes que la ideología es un problema que evita conjuntar esfuerzos (Manuel espino exlíder del PAN) y que es mejor dejarla de lado, en verdad me entristece oír y ver eso. El pragmatismo puede ser útil cuando en verdad se requiere conjuntar los esfuerzos para cambiar algo que difícilmente se lograría sin el apoyo de todos. De lo anterior podemos entender por qué asignaturas como filosofía, lógica, ética, y algunas más fueron desvinculadas de los programas educativos de preparatoria. El hombre moderno se guía por la utilidad práctica de su interés. No busca discutir si el huevo fue primero que la gallina o viceversa. Lo que si puedo ver con todo esto es que cuando se habla de un pragmatismo de William James, dejamos de lado la esencia misma del hombre, ignorando las implicaciones de aceptar o rechazar un modelo cualquiera que este sea y que posiblemente en un futuro se tenga que dar marcha atrás por no responder de manera completa a las mismas necesidades del hombre. Estoy consciente que habrá miles de votantes que se cambien de un partido a otro, no renunciando a lo que son, simplemente otorgando el apoyo para inclinar una balanza que debe ser inclinada por alguien quien lleva el mayor peso. Ese sería el primer paso para alcanzar lo que tanto se ha buscado y pregunto ¿y luego qué? Se podrá, una vez pasado ese evento, remediar las inconsistencias de un modelo agotado o deberemos de diseñar un modelo nuevo y me vuelvo a preguntar ¿en función de qué? Tendremos que modificar este asunto del pragmatismo para darle sentido a las nuevas acciones que deben ser construidas desde una base ideológica para enmendar las inequidades que durante años hemos vivido los mexicanos y garantizar una nueva construcción de un contrato social en que tengamos que mezclar ideología con pragmatismo. Entonces, dónde radica la justificación de no actuar de manera ideológica cuando una nación entera busca remediar muchos asuntos que han estado surgiendo por ese pragmatismo galopante. Tengo que recordar que los ideales son origen y causa directa del pragmatismo aunque en el terreno del hacer, se vea lo segundo que lo primero pero en el terreno de su construcción sea lo primero que lo segundo. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com