50 AÑOS DESPUÉS; 2 DE OCTUBRE NO SE OLVIDA ****

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

2018: LA LUCHA

Sin duda que este eslogan nos debe hacer pensar en la importancia que tiene trabajar en equipo. Para todos los empresarios y para la misma teoría administrativa, este enunciado nos remonta a la particularidad de trabajar en equipo en cualquier tipo de organización. Una particularidad que de pronto se observa como generalidad. El trabajo en equipo y con un buen equipo de trabajo los resultados no deben hacerse esperar. La visión en conjunto es que el bien común nos lleva al bien individual y claro, en ese orden. Siempre hemos pensado que el trabajo y el trabajador forman en sí mismos un complemento recíproco en el que cada uno debe resolverse en estrecha complementariedad. Los grandes empresarios saben que la coordinación, la cooperación, la conjunción de esfuerzos y la identidad grupal generan en la empresa una sinergia positiva que va más allá de una mera circunstancia individual. La organización por sí misma pierde sentido cuando los valores empresariales se separan de los valores humanos. El reto del individuo se potencia cuando en el equipo de trabajo se entiende que trabajar en equipo se multiplica la acción y se genera la sinergia positiva. Además de lo anterior, la clave de trabajar en equipo es que la capacitación del individuo es pareja, permitiendo agregar valor al individuo y claro está al grupo que genera el esfuerzo compartido y a la misma organización. Un ejemplo sencillo de lo que acabo de decir es cuando rotamos al personal en diferentes puestos para agrandar el conocimiento y enriquecer las actividades con nuevas experiencias por quienes andan en tránsito en la organización. Juntos haremos historia, un eslogan que resuelve la importancia del trabajo en grupo. Cualquiera que se jacte de ser participativo debe entender que para todo siempre habrá la necesidad de compartir algo. En los juegos olímpicos, el deporte en conjunto genera una sensación de pertenencia al ver la sincronización del esfuerzo que genera movimiento direccionado, esta particularidad de la dirección del movimiento hacia un destino claramente identificado ayuda en lo individual a generar la empatía necesaria para entender y comprender que juntos se llega más pronto. La individualidad genera egoísmo y competencia, ésta última cuando restamos valor a la meta por alcanzar en beneficio de todos. Habremos de entender que para avanzar en cualquier campo o disciplina, el esfuerzo por aquello que nos beneficia nunca será para uno solo, sino para todos en conjunto. Juntos haremos historia, lo sé y lo creo y tu empresario también lo sabes, como tu campesino o tu obrero. Entonces una vez entendido este eslogan que no te quepa duda que el esfuerzo nacional en conjunto hará que todos tengamos la visión de una nación próspera y significativa. Hagámoslo bien y adelante. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com