NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Julio 2018 para descarga. https://bit.ly/2ACM7TQ

JesusrojasriveraJESÚS ROJAS RIVERA

Andrés Manuel les dijo: “Todavía están a tiempo de quitar a Meade y poner a Chong”, las reacciones fueron inmediatas, “No tenemos pensado cambiar de candidato” respondieron en el PRI. Anaya no se quedó abajo, comparó al candidato de Enrique Peña Nieto como la Semana Santa, “porque no se sabe si caerá en marzo o en abril”.

Esa es la discusión de la semana, se prenden los focos rojos en el PRI, José Antonio Meade no levanta y la prensa nacional comienza a cuestionar sobre el futuro de la campaña priista. Los más aventurados afirman ya, que será una elección de dos, y que el tricolor se desplomará con el candidato priista que lucha por convencer que no es del PRI. 

Ese es el realismo mágico de la política mexicana, el juego de ficciones que buscan proyectar realidades alternativas al país enfadado con su Presidente que llega a niveles de repudio superiores al 80 por ciento de los mexicanos. Los estrategas de la campaña del “Dr. Mid” o “Pepe Meade” rediseñan la ruta para reconstruir la narrativa de un candidato que hoy, elogia a su ex jefe el Presidente, pero niega la cruz de su parroquia, tratando a toda costa de evadir la responsabilidad de los fracasos del Gobierno. ¿C’est posible? 

El columnista sinaloense Héctor Ponce escribió ayer: “En estos momentos José Antonio Meade se encuentra en la lona con el conteo de seguridad. Tiene dos opciones, quedarse noqueado o levantarse para pelear de verdad”. Meade si no está noqueado, muy poquito le falta. 

Y esa es la lectura de diversos columnista nacionales, algo malo está pasando en el PRI que las caras no reflejan seguridad. Beltrones por ejemplo está lidiando con sus propios fantasmas, decidió ampararse ante las acusaciones de la Fiscalía de Chihuahua. Uno de los grandes operadores del PRI está metido en lo suyo y como él varios. 

Una reconocida líder retirada del sector campesino del PRI en otro estado de la República me contó en confianza: “Meade es impresentable ante el sector, lo culpan de muchas cosas, ven en él lo peor del panismo y lo menos amable del priismo””. Me dijo que Meade o “Mid” es un priista que no recibe a los de sombrero, que no todas las “fuerzas vivas lo apoyan” y que muchos liderazgos están emprendiendo huida.

Aún no se formaliza la campaña y el efecto del “barco hundido” comienza en el PRI. ¿Podrán detenerlo?, esa es la gran duda para los liderazgos tricolores, al ciudadano le importa poco o nada lo que pase con José Antonio, los preocupados ahora son los que están dentro, los que saben que los números no están dando y que el tiempo comienza a jugar en contra.

Si la campaña de su precanidato no prende, el golpe podría ser mayor que en aquellas inolvidables derrotas de Labastida o Madrazo, por eso, sin entrar en pánico, están tratando de recomponer la ruta.

Desde la propia sede del PRI se comenta, que los puentes para las salidas alternativas se comenzarán a construir en marzo, que es muy probable que para abril, si la cosa está entre dos se busque la soterrada alianza, pero no necesariamente con el Frente por México, los más pragmáticos priistas han planteado incluso la posibilidad regional de una alianza de impunidad local, para los caciques estatales. Los “peñanietistas” ya se cobijaron en las listas plurinominales, pero los demás no, y justo ahí es donde se tejerán esas alianzas. 

En Sinaloa por ejemplo, un puente está tendido, Rocha Moya el ex jefe de asesores de Quirino ya está en Morena, mantiene diálogos con la gente más cercana al Gobernador y con varios líderes del PRI. El dinosaurio se prepara para la hecatombe. Luego le seguimos...

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://jesusrojaspolitologo.blogspot.mx/