NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Mayo 2018 para descarga. https://bit.ly/2xBoHNf

JESÚS ROJAS RIVERA

Jesusrojasrivera

En Venezuela no se mueve nada sin la autorización del régimen, el Gobierno de Maduro raya en dictadura, con él todo, sin él nada. Así funcionan los gobiernos sin contrapesos, así rigen los gobernantes que cambian la Constitución a su antojo para perpetuarse en el poder. Así lo construyó Chávez en su proyecto de Patria bolivariana. Venezuela es un país que encarcela opositores, que persigue a quienes piensan distinto y mata, si es necesario, a los que se manifiestan en contra del régimen. 

¿Es posible pintar bardas de apoyo sin permiso de Maduro? No, definitivamente no. En un modelo de Gobierno rígido como el venezolano, no se puede montar una campaña de pinta de bardas sin el permiso o aval del gobernante. No fueron pocas bardas, ni en una sola ciudad, las pintas concentradas en su mayoría en Caracas, capital venezolana, se extendieron en Maracay, Valencia, Maracaibo y Barquisimeto. 

“Juntos haremos historia”, “López Obrador es la Revolución Mexicana” “Alerta que camina”, son algunas de las frases consignadas en las pintas del Partido Socialista Unido de Venezuela en favor del candidato presidencial de Morena, quien de inmediato acusó un “complot internacional” orquestado por “la mafia del poder”. 

No es la primera vez que el país sudamericano apoya a Morena y su candidato. En mayo de 2017, la embajada de Venezuela en México comunicó desde su cuenta oficial de twitter el siguiente mensaje: “Celebramos el acompañamiento del partido Morena, su solidaridad y apoyo irrestricto a la Revolución Bolivariana. ¡Viva México, Viva Venezuela! Ante la ola de críticas, el mensaje fue borrado de la red social. 

Pero el amor entre el régimen de Maduro y los integrantes del llamado Movimiento de Regeneración Nacional va de ida y vuelta, varios de los más prominentes miembros del partido han respaldado públicamente el Gobierno del gobernante Nicolás Maduro. 

Héctor Díaz-Polanco, quien preside la comisión de honestidad y justicia en el partido de Andrés Manuel llamó a mediados del año pasado a “integrar a México a la Revolución Bolivariana para generar cambios en el país”. Qué decir de Gerardo Fernández Noroña, arlequín del tabasqueño para la elección interna en su partido, apólogo principal de la dictadura chavista.

No es lo único, María Urbaneja, embajadora de Venezuela en México ha participado como formadora de cuadros para Morena, y el académico Lorenzo Meyer quien se ha pronunciado abiertamente por AMLO también ha defendido al Gobierno venezolano. 

Si esto no fuera significativo, la líder nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky ha expresado abiertamente su admiración al régimen “bolivariano”. No hace mucho, en octubre del año pasado, en un evento público expresó: “Ayúdennos a difundir la verdad, ayúdenos a hablar de la grandeza de Hugo Chávez y de lo grande del gobierno bolivariano de Venezuela, de la admiración y respeto que nos genera”.

Aunque lo nieguen y acusen un complot, aunque traten de ocultar su afinidad ideológica que teje un amorío entre el régimen venezolano y Andrés Manuel, las evidencias están ahí, nadie en su sano juicio podría creer la versión de un complot internacional que se dedica a pintar bardas. Por el contrario, estos son actos de cobardía política, que niegan desde México el apoyo de sus aliados en Venezuela. 

Andrés Manuel es un viejo lobo de la política, hábil con la mentira, con las verosimilitudes y las verdades a medias. Cuando lo acorralan ataca, cuando lo confrontan evade, cuando lo exhiben se niega. Pero esta acción deja evidencia, de nuevo, esa relación con la izquierda rancia y radical, con aquellos que llegados al poder pretenden perpetuarse. Si antes he escrito que las historia mundial nos habla que las dictaduras y el populismo se forman igualmente desde la derecha o la izquierda, no queda más que decir una frase muy socorrida en mi pueblo: Dime con quién andas y te diré quién eres. El Gobierno apoya a AMLO y eso es asunto difícil de cuestionar. Luego le seguimos...

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

http://jesusrojaspolitologo.blogspot.mx/