NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR.

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

ACERCA DE LAS DEUDAS

Este es un tema que por sí mismo nos lleva a escudriñar el o los motivos por el que alguien se endeuda. Tengo presente muchas cosas que fueron parte de las enseñanzas de mi padre y una, creo yo, es más valiosa que muchas otras, por ejemplo: mi padre me dijo que si yo pretendía traer siempre un peso en la bolsa entonces tenía que gastar menos de lo que me daban o de lo que ganaba. Por el contrario, si yo quería vivir siempre con deuda, lo único que tendría que hacer es gastar más de lo que me daban o ganaba. Balance perfecto diría yo. Poco a poco uno va entendiendo que la deuda no ayuda nunca a tener finanzas sanas, claro, siempre y cuando la deuda no pueda ser controlada. De lo anterior podemos sacar algunas cosas interesantes: primero, que uno si se puede endeudar, siempre y cuando el monto no exceda la cantidad para convertirse en deuda impagable. Normalmente la deuda es un monto comprometido para liquidarse cuando se demuestra que la acción misma de su endeudamiento corresponde al desarrollo obligado de la vida común de mi persona o en caso del municipio de un proyecto también obligado. El municipio, el estado y la nación entera viven de los recursos que obtienen vía impuestos. Todo lo que aumente en el gasto debe repercutir en el ciudadano, en el industrial, en el empresario, en el jornalero, en el obrero, en la ama de casa, de tal manera que somos nosotros los que realmente pagamos todo lo que hace la administración pública. Entonces nos encontramos en una encrucijada, por un lado, los impuestos los pagamos nosotros, y por el otro, el gobierno los gasta. El gobierno puede pensar en un incremento permanente de los impuestos debido a que permanentemente los gastos aumentan, entonces es un asunto de nunca terminar. Pero no es así, el gobierno debe procurar establecer equilibrios del gasto y buscar nuevas fuentes de financiamiento que le den al estado nuevas entradas de dinero, ¿cómo sería esto?, bueno por un lado la administración debe ser razonada y equilibrada, eficientar el recurso a tal grado de no gastar en lo que no deja, de esa manera el dinero permanece para otras cosas necesarias; el gasto social es una obligatoriedad. Una segunda respuesta es que la nación tiene recursos naturales que pueden ser explotados bajo la observancia del estado, obteniendo recursos adicionales, tenemos ríos, lagos, lagunas, bosques, subsuelo, yacimientos, litorales, en fin hay una multitud de fuentes de ingresos de donde obtener recursos adicionales, claro estamos pensando en la honestidad de los funcionarios. Habida cuenta de lo anterior, el financiamiento contratado se debe a una irregularidad del sistema. La ASE no debe permitir un endeudamiento más allá de lo que el municipio pueda solventar bajo un esquema de deuda planeada. Los funcionarios se asumen en que solamente endeudándose pueden desarrollar proyectos de gran envergadura con la idea de ponderarse alto para su carrera política. De esa manera la obra municipal, estatal, nacional se convierte en un recurso político digno de reconocerse o de castigarse. El presupuesto de egresos contempla el desarrollo del estado o del municipio toda vez que el ingreso esté plenamente identificado al igual que el egreso. El techo financiero debe contemplar la amplitud del gasto. Para no tener una deuda que ahorque las finanzas públicas se debe hacer: primero, racionalizar el gasto. Segundo, basada en una auditoria administrativa, dejar al personal que realmente esté vinculado a la meta que se pretende alcanzar. Tercero, seguir un plan de desarrollo estatal a 30 o 40 años para tener un desarrollo sustentable. Cuarto, tener una clara supervisión del origen y destino de los recursos, asignando los montos de acuerdo al plan de desarrollo contemplado para ese periodo. Así que no nos digan que las deudas que impactan más allá de lo permitido sin contemplar la fuente de pago devienen de un ejercicio sano. La ciudadanía debe tener una participación más intensa en las formas en que se gastan nuestros recursos, de ello dependerá que los municipios, los estados y la nación entera no entren en el quebranto financiero de los mexicanos. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com