NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica Agosto 2018 para descarga. https://bit.ly/2wDgMLA ****

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

Llegamos a los tiempos de disfrutar las posadas y con ellas vivir un poco de frío que se nos presentó con la primera lluvia de diciembre. Las fiestas decembrinas hasta antes de llegar al natalicio de Jesús debieran comenzar este sábado16 de diciembre pero, siempre hay pero, los mexicanos nos adelantamos en las fechas cuando se trata de festejar y de empinar el codo. Normalmente estas fiestas se celebran en México, Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica Y Panamá. Para ello tenemos las fechas del 16 al 24 de diciembre lo que nos da 9 días antes de la Navidad. El motivo del festejo no es otro que recordar la travesía o el peregrinar de María y José desde su salida de Nazaret hasta Belén, donde buscan alojamiento para el nacimiento del niño Jesús. Llegar a la víspera del natalicio de Jesús es un acontecimiento que debemos valorar desde la misma génesis de esta tradición. Prácticamente estas fiestas las festejamos con un novenario, mismo que nos debe abrir nuestro corazón para darle la bienvenida a nuestro Señor Jesús.

Las dificultades y las penurias por las que pasaron María y José son suficientes para entender el conflicto existencial que se estaba presentando por este motivo; el natalicio. La tradición de ese peregrinar se ha ido perdiendo a tal grado que muchas personas no conocen ni entienden el por qué la gente se junta para hacer efectivo la tradición de pedir alojamiento en las casas. El cántico usado o villancicos para la solicitud, es acompañado con una petición y un rechazo como respuesta:

Los caminantes o los de afuera;

En el nombre del cielo os pido posada, pues no puede andar mi esposa amada. No sea inhumano, tennos caridad. Que el Dios de los Cielos te lo premiará. Venimos rendidos desde Nazaret, yo soy carpintero, de nombre José. Posada te pide, amado casero, por solo una noche, la Reina del cielo. Mi esposa es María, es Reina del Cielo, y madre va a ser del Divino Verbo. Dios te pague Señor, vuestra caridad y que os colme el Cielo de felicidad.

Los de adentro;

Aquí no es mesón, sigan adelante, yo no puedo abrir, no sea algún tunante. Ya se pueden ir y no molestar, porque si me enfado os voy a apalear. No me importa el nombre, déjenme dormir, pues que yo le digo, que no hemos de abrir. Pues si es una Reina quien lo solicita ¿cómo es que de noche anda tan solita? ¿Eres tu José? ¿Tu esposa es María? Entren peregrinos, no los conocía. ¡Dichosa la casa que alberga este día, a la Virgen pura, La hermosa María!

Todos;

Entren Santos Peregrinos, Peregrinos, reciban este rincón, que aunque es pobre la morada, la morada, os la doy de corazón. Cantemos con alegría, alegría todos al considerar, Que Jesús, José y María nos vinieron hoy a honrar.

Para aquellos que desean cumplir con esta tradición.

Así el ejército debería pedirnos a juan pueblo si estamos de acuerdo con la Ley de Seguridad Interior y si el pueblo dice que sí, no veo ninguna objeción de que se instalen, como ya lo están, desde hace mucho tiempo. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com