NO ROBAR, NO MENTIR, NO TRAICIONAR. **** Ya está disponible la Revista Didáktica - Julio 2018 para descarga. https://bit.ly/2ACM7TQ

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

Al ver ese vídeo que anda circulando por whatsapp de los niños pobres y huérfanos y que van como tres años consecutivos que se hace viral me dibuja un panorama social que tiene que ver con la invisibilidad de las cosas o del “síndrome del escaparate”, término que utilizo para denotar o hacer evidente que a través del cristal vemos la exhibición de los artículos mostrados en cualquier tienda departamental. Todo mundo ve los productos pero pocos observan el cristal del escaparate. Podemos andar por la calle y no fijarnos en absoluto de quienes andan por ella también. Mucho menos de quienes se encuentran tirados en ella pidiendo una ayuda económica para mal comer y seguir mal vestidos y mal calzados. Observar la realidad no es un ejercicio que hagan muchos y menos inferir de ella. Interpretar la vida cotidiana, analizarla, dar cuenta de lo pasa o de lo que sucede de una acción y sus consecuencias. Ignorar es abstraerse y abstraerse es negar. Cuando nos aislamos de la realidad prácticamente la negamos y ello nos lleva, claro está, a no comprometernos con nada. Los niños de la calle son hijos de alguien, el hecho que anden por ella no significa que se encuentren huérfanos, seguramente algo está pasando y nosotros lo estamos ignorando. El DIF tiene programas de atención para esta clase de niños para evitar que anden deambulando por la ciudad con el riesgo consabido de que puedan tener un accidente mortal. Pero hay algo más importante que debemos observar cuando miramos niños en la calle, y es que los niños son el futuro de nuestra nación, el hecho de andar en la calle significa que nuestro futuro no tendrá un fin cierto. Negar la realidad es seguro que neguemos el futuro y todo ello es causante de un torbellino social inestable de grandes consecuencias. La sociedad entera debemos estar más pendientes de cómo asegurarles a estos niños y a todos los niños del mundo un futuro más halagüeño. Por lo pronto cuando nos topemos con uno de ellos no hagamos lo que normalmente hacemos en el aparador que es ignorar el cristal que media entre tú y el producto. Así sea.     

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com