Ya disponible para su descarga la revista Didáktica Noviembre 2017

OSWALDO DEL CASTILLO

Es de sabios cambiar de opinión, y al hacerlo se muestra la inteligencia y la capacidad de enfrentar retos más grandes. Sin embargo, cuando hay intereses ocultos en las acciones aparentes y se pretende engañar a la sociedad, como es el caso de la tenencia, haciéndonos parecer que nos haría un bien, cuando en realidad nos perjudica a todos. Que va de restarle al presupuesto de ingresos 500 millones de pesos por la abrogación de la tenencia y agregarle 1500 millones de pesos vía otros aumentos sobre el mismo objeto. Ignoro de parte de quien haya sido la idea, pero veo que fue acogida por el mismísimo gober precioso Quirino. El cinismo queda nuevamente al descubierto y mantiene la idea de que somos tontos. De lo anterior, quisiera realmente que las acciones de los funcionarios no tuvieran una base de mentiras y engaños. Que la zanahoria que nos dan no tenga hilo para retraerla a la mano otorgante. Que realmente la función pública tuviese el privilegio de darnos garantías de servicio de calidad. La historia se repite una y otra vez y nosotros realmente tenemos un espíritu de gratitud, vemos con agrado cuando los políticos ofrecen y dan servicios que nacen de la misma oferta que hacen cuando quieren ser elegidos y cuando ya lo son, no soportan las demandas del ciudadano para que cumplan lo prometido.

Finalmente el precandidato del PRI fue ungido, José Antonio Mead simpatizante del PRI es elegido por el Señor Peña. Habremos de ver a un PRI unido entorno a la persona que enarbolará el proyecto de nación de ese partido político. Andrés Manuel López Obrador ya tiene sayo. Bastaría con escuchar de ambos un discurso que venga a darnos tranquilidad y esperanza de poder sacar al México que todos necesitamos.

Vamos para el séptimo mes de la muerte de Javier Valdez Cárdenas y no vemos a las autoridades dispuestas a resolver este caso de asesinato.

Sin duda, y debo reconocerlo, me sorprendió el hecho del cambio de estrategia gubernamental de pretender enjuiciar a los corruptos, juan pueblo lo agradecerá y seguro que lo hará más cuando veamos al gabinete de Malova que incurrió en las faltas de los desvíos monetarios y de ser posible, incluyéndolo a él, tras las rejas.

Debo también reconocer que juan pueblo tuvo mucho que ver con este asunto, habida cuenta de que algunos partidos estuvieron picando piedra para enjuiciarlos.

En el asunto del fideicomiso de la UAS hay aún el pendiente de regresarles los dineros a sus trabajadores sin renunciar a sus derechos. No sé si hubo promesa de campaña por parte del gober precioso a los universitarios, lo cierto es que hay dos pendientes que no han sido resueltos. El pago a los universitarios de su dinero y el pago de los intereses incluyendo a los primeros 300 pensionados que pusieron la demanda inicial.

Puede que Quirino esté haciendo algunos esfuerzos por arrimar la justicia al estado de Sinaloa, pero aun lo veo insuficiente, es cierto que hay acusados por la mala utilización de los recursos del estado, pero no veo que regresen los dineros al erario de donde fue extraído. Es cierto que hay algunos citados e indiciados, pero no veo a nadie tras las rejas. También es cierto que el guardián de la casa es escandaloso, pero no veo a nadie mordido porque se haya metido a ella.

Deseamos que este asunto de la tenencia y de las placas permanentes no sea únicamente para calmar los ánimos políticos en el estado de Sinaloa y de los concesionarios de automóviles para luego sacarnos de debajo de la manga, como al parecer ya lo hubo, un impuesto mayor.

Responsable

Dr. Oswaldo del Castillo Carranza