"¡Estamos contigo México!".

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

Estoy segurísimo que para los 1400 invitados al informe de Peña la vida les cambió hace 5 años atrás, cuando fueron señalados como los más cercanos al presidente. También estoy segurísimo que la vida les cambió a todos los políticos que han sido beneficiados con los moches del sexenio. Y ciertamente no hay mucho que pensar si les cambió la vida o no, basta con verlo y dar cuenta de los montos económicos del erario que fueron a dar a otros bolsillos. También estoy de acuerdo con Peña que el futuro sigue siendo incierto y también sabemos qué es lo que quieren evitar. El discurso del corifeo presidencial lleno de sorpresas por su pretensión afable ante el público que le rodeaba y que se mostraba nervioso, no hizo otra cosa que decir que hoy estamos mejor que hace cinco años. Creo que debemos preguntarles a los familiares del padre e hijo que murieron en el socavón por los yerros de un gobierno que persigue el desvío de los recursos en lugar de invertirlos en las obras obligadas y necesarias de nuestra nación. También creo que para Emilio Lozoya, con su asociación con Odebrecht, el cambio fue bueno, también para Javier Duarte y Cesar Duarte y súmele usted a todos los demás. Pero más allá de que si México ha mejorado en estos últimos 5 años, ver a un presidente hablar cínicamente de su gobierno es lo que me preocupa. El cinismo en los políticos ha sido una de las características que trajo consigo el gobierno de Peña y ese mismo cinismo es el que han mostrado los políticos en cada acción gubernamental en todo el país. Llámese PRI, PAN o PRD. Ese mismo cinismo es el que ha llevado al país a sentir que la corrupción sigue caminando cuesta abajo, con una inercia nunca antes vista, de igual manera vemos cómo los dineros del erario se depositan en paraísos fiscales sin que nadie haga algo para que sea regresado a México. Esos 1400 que aplaudieron a Peña hasta el cansancio no creo que tengan el corazón en el lugar correcto, si los intereses que los hacen estar donde están. 1400 personajes coludidos y silenciados por la complicidad de un quehacer que ellos saben, no ha sido el mejor. Acallar la inconformidad con el ruido de los aplausos, los gritos de los mexicanos seguirán escuchándose por todo el territorio. La comparsa con la que Peña se rodeó al declamar su discurso, vivirá en su momento, el arrepentimiento como un asunto de maldición o de castigo cuando sus conciencias les devele la realidad que viven ellos contra la realidad que vivimos los mexicanos. La sordidez de los políticos nos han llevado a vivir en un México de fantasía y la protervia de los funcionarios ha develado el infierno que nos espera si los seguimos aguantando. Aquí lo único rescatable de lo visto en la declamación de su 5to. informe, es que de nueva cuenta nos muestran la fantasía que viven esos “servidores del pueblo” en aras de seguirse enriqueciendo, mintiéndonos a más no poder. Efectivamente el simulacro fue exitoso alimentando de nueva cuenta la esperanza de repetirlo en el 2018. Toda vez que nosotros pueblo lo permitamos. Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com