Ya disponible para su descarga la revista Didáktica Octubre 2017

OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

OSWALDO DEL CASTILLO

CORTOS REFLEXIVOS

Siendo niño escuché por mucho tiempo decir a mis profesores, a mis padres, a mis vecinos que la patria era primero. Claro, aquellos políticos habían vendido la idea de la defensa de México por héroes que abundaban en aquél entonces. Si reflexionamos un poco daremos cuenta que no era mala la idea de buscar en cada niño el héroe que México necesita, habría que recrearle un escenario propicio para incentivar a los infantes a ser héroes. Dar la vida por la nación fue, es y creo será un afiche que reclute a todos aquellos que se sientan atraídos para ser héroes. De niño, recuerdo que si algún mayor nos preguntaba qué queríamos ser de grandes, las respuestas abundaban en torno a ser policía, bombero, profesor, enfermera, médico, arquitecto, héroe, muy pocos niños o ninguno se quedaba callado, sin respuesta. Las historias contenidas en los libros de texto impactaban a los niños a querer ser alguien en la vida. Hoy muchos niños quieren ser esos personajes que andan en las pick ups enmascarados, porque ellos, los niños, se imaginan ser uno de esos de las series que ven por televisión, otros quieren ser esos protagonistas que representan a los malos y que traen autos último modelo, en fin. La influencia de esos programas televisivos es en verdad grande y poderosa, dibuja en las mentes de muchos, imaginarios que tiempo después quieren reproducir en sus vidas.

Bueno, la idea del nombre en el corto es que demos cuenta de aquellos niños de épocas pasadas y que ahora que somos viejos, queremos encontrar los vínculos entre lo que se divulgó en aquellos tiempos, y lo que los niños de ahora ven, no solo en la pantalla chica, sino en los Iphone, los Ipad, Netflix, cable, un sinfín de modalidades donde ellos pueden ver lo que ellos quieran. En las escuelas o en los programas educativos ya no es una prioridad que los niños sean héroes que puedan salvar a la nación, defender a sus padres ante el ataque de un monstruo, lo cierto es que dentro de nosotros deseamos que nuestra nación esté llena de héroes y algunas veces trasladamos estos deseos a los políticos, servidores públicos, funcionarios, puesto que son ellos los que pueden salvar a la nación de cualquier peligro, claro, pensando que el peligro esté afuera. Y cuando vemos la realidad de lo que está sucediendo en nuestro estado, vemos que apenas para julio de este año ya sumamos más de mil muertes, entonces nos quedamos sin respiro. Hacemos la petición que la patria es primero y chocamos con pared. Políticos mentirosos, convenencieros, interesados, ignorantes, traidores, entonces esta declaración de que la patria es primero no es para nada cierto, cuando decimos que la patria es primero, incluyo al policía, al bombero, al cartero, al médico, a la enfermera, al profesor, al jornalero, al trabajador social, a mi vecino, al funcionario, a los gobernantes, o sea, el término es incluyente, abarcativo, no conculca ninguna ley o principio, porque todos estamos incluidos cuando ponemos a la patria primero. Estoy claro que piensan que la patria no es primero, cuando tienen que decidir a favor de una persona y se olvidan de miles, cuando por uno pagan un millón. Cuando se viola el derecho de todos para privilegiar el de unos cuantos. Creo que debemos respetar la fila y formarnos al final sin esperar a que me llame mi amiga, la cajera, para hacerme el favor y no hacer esa horrible fila de dos metros. Hacer patria no es matar a un chilango, ni abolir con enojo un dictamen mal elaborado, hacer patria es estar consciente que en la balsa que vamos tenemos que remar todos, todos debemos comprometernos a sacar adelante lo que tenemos, de no hacerlo se acabará para todos y no habrá más. Eso ¿no lo podrán entender las autoridades, los políticos, los legisladores, los gobernantes, los presidentes? Así sea.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.didaktica.com