enero2019

  • alcaraz ernesto  

    COLUMNA VERTEBRAL

    ERNESTO ALCARAZ VIEDAS

    El camino más seguro y promisorio de todo gobernante es actuar bajo el mandato constitucional y regir sus decisiones bajo el imperio de la ley. Juramentó cumplirla y hacerla cumplir. Tales compromisos refieren experiencias

    Read More
  • OSWALDO DEL CASTILLO

    CORTOS REFLEXIVOS

    OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

    LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

    Juntar los extremos resulta en veces quedarte en el mismo lugar y es que ante un final debería haber siempre un comienzo. Así ante la inminente terminación de un sexenio vendría

    Read More
  • EUSTOLIA DURAN   EUSTOLIA DURÁN PIZAÑA

    Temporada tras temporada, asisto regularmente al Estadio de los Tomateros para disfrutar del espectáculo que brinda el juego de beisbol y sin pena confieso que asisto no porque sea gran conocedora de este deporte, sino porque

    Read More
  • OSWALDO DEL CASTILLO

    CORTOS REFLEXIVOS

    OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

    LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

    La intervención del ejército a las instalaciones de Pemex implica una real amenaza a los huachicoleros que pudieran insistir en seguir extrayendo el vital líquido para ellos. Un Pemex paralelo, dual

    Read More
  • Jesusrojasrivera

    JESÚS ROJAS RIVERA

    El Congreso de Sinaloa vivió momentos de verdadera tensión el 31 de diciembre pasado, cuando en plena velada de Año Nuevo se aprobó el presupuesto para el próximo ejercicio fiscal. De la sesión, aún quedan sus consecuencias,

    Read More
  • AMBROCIO MOJARDIN

    VISOR SOCIAL  

    AMBROCIO MOJARDÍN HERÁLDEZ

    Recién comenzamos el año 2019; es el tiempo para expresar nuestros mejores deseos y revalorar nuestros propósitos. Ningún tiempo mejor que éste para renovar votos por los mejores planes y la decisión de hacerlos

    Read More
  • cano

    APUNTE

    JORGE GUILLERMO CANO

    Culiacán del caos vial, los baches y los topes, Sinaloa, 07 de enero 2019. Por muchas razones, 2018 fue un año que tendrá lugar en los pormenores históricos por diversas causas y, la principal, la culminación

    Read More
  • ARTURO SANTAMARIA

    ARTURO SANTAMARÍA GÓMEZ

    La división de poderes nunca había existido en Sinaloa por lo menos desde la etapa posrevolucionaria. Y no había existido porque el PRI y sus antecesores PARM y PNR tuvieron la arrasadora hegemonía del poder durante 90

    Read More
  • OSWALDO DEL CASTILLO

    CORTOS REFLEXIVOS

    OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

    LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

    Ante la insistencia de los reporteros y con los nuevos hallazgos de corrupción, que suceden todos los días, AMLO dice “Punto Final”. De lo anterior seguimos insistiendo que se debe castigar

    Read More
  • alcaraz ernesto

    COLUMNA VERTEBRAL

    ERNESTO ALCARAZ VIEDAS

    Un nuevo tema político está en la discusión de analistas internacionales, jurisconsultos connotados e interesados en nuestra política exterior. Resulta que el gobierno de México se negó a suscribir el Acuerdo de Lima el pasado

    Read More
  • OSWALDO DEL CASTILLO

    CORTOS REFLEXIVOS

    OSWALDO DEL CASTILLO CARRANZA

    LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

    Muy a pesar de las molestias de la comentocracia, de la oposición y de muchos que no votaron por Andrés Manuel López Obrador y de aquellos que se sienten agredidos por

    Read More
  • manuel cardenas fonseca

    MANUEL CÁRDENAS FONSECA

    Sinaloa, desde que tengo uso de razón en términos de lo público (sexenio que presidió en el Ejecutivo Estatal Alfonso Genaro Calderón), venía manejándose al antojo de los designios de quienes, dueños temporales del PRI, gobernaron a

    Read More
load more hold SHIFT key to load all load all

alcaraz ernesto

COLUMNA VERTEBRAL 

ERNESTO ALCARAZ VIEDAS

Hoy son los tiempos de los grandes avances en la comunicación que nos permite saber –no siempre conocer – de los acontecimientos en cualquier parte del mundo. La pregunta del presente artículo la escribo en minúscula porque así es su valor cuando se mezclan intereses y se desvirtúa la información. Y peor, cuando se desmadejan los más bajos sentimientos.

Es cierto que la digitalización llegó para quedarse, incluso, no sabemos qué más nos van a aportar los genios de la tecnología. En nuestra época, las noticias nacionales las conocíamos una semana después de los acontecimientos, y las internacionales, ni se diga. Hoy, las noticias son nuestras ya, a escasos segundos de acontecer un hecho…están a la mano. Pero hay manos que están asidas del conocimiento real, de la intención inteligente para hacerlas públicas, pero son menos que las que prevalecen de las Fakes News, las mal intencionadas y las que buscan generar confusión y conflicto.

Pero no es asunto de las redes sociales. Habría que preguntarnos ¿qué es lo que más nutre a estas noticias falsas o malintencionadas? Los malos gobiernos, los partidos insensibles y la democracia cuestionada, que se insiste, no dan solución a nuestras tribulaciones: La desigualdad y la pobreza. Luego le siguen los medios de comunicación tradicionales. Y contra todos, el escepticismo refleja y difunde el malestar social. Es cierto que predomina la emoción torcida y el poco entusiasmo para interactuar positivamente. Y se aprecia, que lo negativo permea y se propala a niveles sorprendentes.

La Naturaleza de las redes sociales puede definirse como un diluvio de mentiras completas, verdades a medias y enunciados provistos de intenciones interesadas para confundir y confrontar. Pero también las hay que promueven valores y principios por personas mesuradas que no están de acuerdo en el mal uso que se les da. Si se nutren de negativos, la reacción será de la misma índole.

No hay que disentir sin fundamentos: El uso de las redes sociales nos acercan y nos identifican, pero a la vez nos confrontan, nos dividen. Porque habría que entender que habemos consumidores con los mismos sentimientos e intenciones, y otros más esperanzados a mejores contenidos. Lo cierto es que la

pluralidad tiene su máxima expresión en las redes sociales. Así entonces, no hay que criticarlas ni desecharlas. Lo sano sería, no dar tanto alimento a la envidia, al odio y al rencor.

Creo que lo que sucede con las redes sociales, es que acumulamos cuánticamente la información y tenemos poco tiempo o interés para clasificarla a tono con nuestra forma de pensar, sentir o actuar. Las redes sociales van envueltas de paja y basura, como los libros, telenovelas y noticiarios, pero también de sustantivas aportaciones que bien vale la pena distinguir y reflexionar por sus contenidos. Como que somos estáticos ante el buen comentario y muy dinámicos ante la noticia falsa o tendenciosa. Tenemos que encontrar ese “tamiz”, ese filtro que nos ayude a identificar ese diluvio de noticias, promociones, propaganda y anti propaganda que consumismos todos los días.

Y entender que las noticias falsas no son creación de las redes sociales, sólo es el vehículo por el cual transitan con inusitada velocidad y al alcance de nuestras manos. Alguien las produce y difunde. Conclusión: las redes sociales, en sí, no son negativas, son sólo un instrumento de comunicación. Reprobable es el mal uso que de ellas hagamos.

Es un hecho que las redes sociales, rompieron de alguna manera con los oligopolios de la información, pero no han podido destruir su esencia informativa. ¿Por qué? Porque tienen de alguna manera un código de ética, cuestionada, es cierto, pero a la vez, la noticia tiene origen, nombre y responsabilidad. En tanto que las redes sociales se ubican más en el anonimato y en la inmoral oscuridad. En medios también los hay, pero somos testigos de lo que dicen y escriben y la condena como el reconocimiento no se hace esperar. Están bajo un monitoreo ciudadano. Con mira abierta a quien quiera valorarlos o censurarlos.

Y finalmente, las redes sociales son de utilidad para quienes, en la estructura mediática del País no tienen voz ni quien les escuche sus planteamientos y protestas, y de proclamadores en el desierto, encuentran su verdadero vaso comunicante. Creer o no en las redes sociales no es el punto, lo que debemos es reflexionar sobre el uso y abuso que de ellas hacemos.