Ya disponible para su descarga la Revista Didáktica Octubre 2018 https://bit.ly/2Q7Bw6I

OSWALDO DEL CASTILLO
OSWALDO DEL CASTILLO

LA FICCIÓN


La ficción de vivir en un país como el nuestro. Si, aquello que deviene de la imaginación nos provoca algunas veces contemplaciones que tranquilizan y otras que nos inquietan. Un país de ensueño provocado por los deseos de una vida sin problemas, donde podamos realizar todo aquello que nuestra imaginación pueda darnos, sería para muchos la respuesta que siempre habíamos esperados. La ficción en muchas veces se queda corta a la realidad, aunque nos cueste trabajo creer hay acciones objetivadas que nos hacen dudar que sea real. Un vestido que compra la mujer de un magnate con un valor de oro nos hace acreditar que la ficción es más real que la propia realidad. Vivir en los extremos que se tienen en México es un tanto vivir en el filo de la navaja. Extremos que jamás se pudieran juntar al menos que se flexionaran tanto que sus puntas se tocaran. La pobreza, por ejemplo, es una realidad que nadie cree que exista, si esto es así, entonces la realidad es una ficción superada por ella misma. Si nosotros en esa inventiva creamos un mundo que nadie cree que vive en él, entonces nuestro mundo es de ficción. Imaginemos a Alicia, en ese país de las maravillas donde de manera caricaturesca los personajes, todos, entablan formas de convivencia que configura un collage de ficción y realidad. No está de más entonces creer que la ficción es en verdad algo real que nos hace compartir ambos escenarios. Los sueños, las esperanzas, los deseos, las propuestas, las metas y todo aquello por lo que nos esforzamos alcanzar no se encuentran en la realidad del hoy, sino que entran, en más de las veces, a la ficción de un mundo que se quiere vivir.
12/01/2017

agora 01
Para a quienes gustan de la literatura, de la poesía, de la música, o para solo aquellos que nacieron para entender el dolor y gozarse del amor. Para aquellos que caminan y se sienten flotar, para aquellos que se hace liviano su caminar.

Ágora es este sitio que recoge tu sentir y cobija tu mal entender, es el lugar donde las hadas duermen y se despiertan solamente cuando algo bello les arrebata el sueño. Es para el poeta que le escribe a la nada y la hace convertirse en algo, es para el músico que entona su bella melodía y para el escultor que configura la imagen quitándole aquello que le sobra a la roca. Es para todos aquellos que no encuentran su espacio en su espacio terrenal y tienen que fugarse al hueco existencial. Este sitio es para ti que no has descubierto la fuente de donde emerge tanta simetría haciéndote uno con el universo. Bienvenido a Ágora.